Las CPU Core i5 y i7 de Intel siguen siendo los procesadores más populares que puedes comprar, y por una buena razón. Pero ¿cuál es la diferencia entre ellos? Al igual que la mayoría de los componentes de la computadora, hay docenas de modelos en cada nivel para elegir, y decidirse puede resultar complicado. Pero aquí estamos para ayudarte, como siempre.

intel core i5 e i7 comparativa gaming pc hardware shoot
James Sheppard/Maximum PC Magazine via Getty Images

Vale la pena señalar que estamos hablando aquí específicamente de los chips “Coffee Lake” de Intel de novena y octava generación. Gran parte de esta información se aplica también a otros, pero los chips más nuevos tienden a proporcionar características notables y mejoras de rendimiento con respecto a las generaciones anteriores. En realidad, ahorrarás mucho dinero comprando CPU anteriores a estas generaciones, pero la mayoría de los fabricantes de PCs y compradores de computadoras portátiles querrán mantenerse alejados de las ofertas anteriores de Core i5 y Core i7.

Entre Core i5 y Core i7: ¿cuál deberías comprar?

Bill Roberson/Digital Trends

Si vas a comprar un nuevo microprocesador, ¿en cuál deberías invertir? Eso dependerá de tus necesidades. Para la mayoría de las personas, un Core i5, como el 8400, va a ser la opción más sensata, especialmente porque los i5 de última generación son comparables a los i7 anteriores.

Si bien hay muchos factores para determinar el rendimiento general del sistema, un procesador Core i5 generalmente no terminará obstaculizando tu desempeño diario. La mayoría de las personas, incluidos los gamers, encontrarán que el Core i5 es un microprocesador perfectamente adecuado.

Las CPU Core i7, como la emblemática 8700K, solo tienen sentido para los usuarios a los que no les importa pagar una prima por más energía, o para esos usuarios que a menudo usan software exigentes, como los de edición de video o representación de objetos 3D. Si lo que estás buscando es un mejor rendimiento, lo tuyo es el Core i7… a menos que quieras comprar el Core i9.

Sin embargo, valdría la pena retrasar la compra de una nueva CPU, ya que la actualización de las CPU de novena generación Coffee de Intel están programadas para lanzarse a fines de 2018.

Intel Core i7 en Amazon

Core i5 y Core i7: computadoras de escritorio

Bill Roberson/Digital Trends

Las CPU de escritorio Core i5 y Core i7 pueden estar más alejadas por su número de subprocesos admitidos y velocidades de reloj. Si bien ambos tienden a tener el mismo número de núcleos de procesador (seis para el actual octava generación y cuatro para los más antiguos), los chips Core i7, como el i7-8700K, admiten el hyper-threading (aunque eso puede cambiar con la próxima novena generación de chips). Esto significa que pueden admitir el doble de subprocesos, lo que los hace mejores en la multitarea. Las CPU Core i5, como la i5-8400, generalmente tienen velocidades de reloj más bajas, aunque tampoco demasiado. También tienden a tener tamaños de caché más pequeños, lo que significa que no funcionan tan bien en tareas repetitivas.

El recuento de hilos, relojes y caché agregados hacen que las CPU Core i7, como la súper potente 8700K, ofrezcan un mejor rendimiento, pero eso –claro– tiene un costo. Los chips i7 de gama alta pueden ser mucho más costosos. El 8700K se vende a un precio de $350, mientras que el Core i5 8400 –el favorito de los gamers– se puede conseguir por tan solo $200 dólares.

Core i5 vs. Core i7 en laptops

Bill Roberson/Digital Trends

Los procesadores móviles cuentan una historia ligeramente distinta. Donde las computadoras de escritorio Core i5 nunca presentan hyper-threading, algunas versiones portátiles sí lo hacen, lo que permite que los procesadores de doble núcleo i5 puedan manejar hilos adicionales a la vez. Sin embargo, las CPU Core i7 son aún más potentes. Donde las CPU Core i5 de octava generación tienen cuatro núcleos y admiten ocho subprocesos, la mayoría de los chips Core i7 tienen seis núcleos y 12 subprocesos.

Por lo general, también puedes distinguir un chip móvil por su convención de nomenclatura. Una computadora portátil de juegos de alta gama podría tener un Core i7-8750H. Aunque al igual que el 8700K de escritorio tiene seis núcleos y 12 hilos, su velocidad de reloj es notablemente más baja (especialmente cuando no está impulsada) para ayudar a mantener la temperatura a raya.

Las generaciones anteriores tienen un núcleo y un conteo de hilos más bajos, con algunos núcleos duales en la mezcla, como el Core i5-6300U con motor Skylake, que es un chip de doble núcleo con soporte para cuatro hilos. Sin embargo, las diferencias de rendimiento entre las CPU Core i5 e i7 son más o menos comparables a lo largo de las generaciones. Donde los recuentos de núcleos son ocasionalmente iguales, rara vez se cuenta el hilo y las velocidades de reloj de Core i7, que tienden a superar a las de sus contrapartes Core i5, como 6300HQ y 6700HQ. Al igual que con los chips de escritorio, los Core i7 tienden a tener cachés más grandes.

A veces, sin embargo, las CPU Core i5 pueden tener velocidades de reloj más altas que un chip i7. ¿Qué significa esto? Un núcleo cuádruple con una velocidad de reloj alta superará a un núcleo de seis con una velocidad de reloj baja en aquellas aplicaciones que no usan muchos núcleos; los seis núcleos serán más rápidos y lo harán mejor en aplicaciones de multitarea. Si el de seis núcleos tiene más núcleos y una velocidad de reloj más alta, siempre será más rápido.

Al igual que con los chips de escritorio, las CPU Core i7 tienden a ser mucho más costosas. Si estuvieras comprando un Surface Book 2, por ejemplo, una CPU Core i7 puede costar unos $500 extra en una configuración –por lo demás– idéntica.

¿Qué pasa con el Core i9?

Las CPU Core i5 y Core i7 de Intel pueden ser potentes, pero no dejan de ser CPUs de uso general orientadas al consumidor. Los chips Core i9 de gama alta de Intel suelen estar dirigidos más a los profesionales o a los jugadores más adinerados que necesita aún más potencia, ya que la mayoría de los chips que llevan ese nombre costaban más de $1000 dólares en el pasado. Sin embargo, con los procesadores de octava y novena generación, Intel introdujo algunas CPU Core i9 que también vale la pena considerar.

El Core i9-8950HK se abrió camino en computadoras portátiles como la MacBook Pro de Apple y, después de que se solucionaron algunos problemas de aceleración, demostró ser un potente chip. Tiene seis núcleos y 12 hilos, y una velocidad de 4.6GHz en un par de núcleos a la vez. No hay muchas computadoras portátiles que lo ofrezcan como opción, y es uno de los chips móviles más potentes disponibles en la actualidad.

En cuanto a computadoras de escritorio, en cambio, el Core i9-9900K es un verdadero monstruo. Con ocho núcleos, 16 hilos y una velocidad que puede alcanzar los 5 GHz en un par de núcleos a la vez, es la CPU para juegos más potente disponible en la actualidad. Es muy costoso, especialmente en comparación con la competencia de AMD, pero por ahora, al menos, supera con creces cualquier otra cosa por un precio medio de $500-$600.

¿Son necesarios más núcleos y más hilos?

En general, los chips Core i5 y Core i7 difieren en la forma en que manejan la información de procesamiento. Los procesadores Core i5 suelen tener menos núcleos y, por lo tanto, admiten menos “hilos” simultáneos. Estos “hilos” son utilizados por el software para gestionar múltiples tareas simultáneamente, en lugar de poner todo en cola para su ejecución de una en una. En otras palabras, no son tan buenos para la multitarea. Aún así, son excelentes para la mayoría de los usuarios de PC, por lo que no dudamos en decirte que el Core i5-8400 es la mejor CPU de Intel.

El “Hyper-threading“, una característica que se encuentra con mayor frecuencia en las CPU i7, duplica la cantidad de subprocesos que puede manejar una CPU, aunque esos “núcleos virtuales” no son tan poderosos como los núcleos físicos. Un procesador Core i7 con seis núcleos puede manejar 12 hilos de datos a la vez.

Para las tareas de procesamiento simultáneas, cuando tu PC necesita manejar tareas intensivas de procesador al mismo tiempo, las CPU con muchos núcleos y muchos sub-procesos funcionarán mejor que una.

*Artículo actualizado el 8 de noviembre de 2019 por Daniel Matus.

Recomendaciones del editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *